En 1962 emigró después de acabar sus estudios de arquitectura de su país para trabajar como arquitecto en Mallorca. Esto le permitió conocer el sector turístico y reconoció el gran potencial del sector del camping y así fundo Aquarius.

Su principal preocupación siempre fue la satisfacción de los clientes, y eso la transmitía a las personas de su alrededor. Y así continua el paraíso vacacional Aquarius, en memoria y gratitud a su obra.